Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Redondo de Ternera Gallega Suprema

El Redondo de ternera gallega se presenta en una pieza única o fileteada. Es una carne con poca grasa y casi ningún nervio, lo que la hace idónea para mechados o rellenos.

Desde 11,00 /kg

Limpiar
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

¿Quieres saber más?

El Redondo de Ternera Gallega suprema es la cara externa de la pata trasera. Tiene muy poca grasa y prácticamente ningún nervio, lo que hace que sea una pieza de carne bastante seca, por eso se emplea para mechados, estofados o para cocinar asada y rellena de diferentes ingredientes.

El Redondo de ternera lo enviamos envasado al vacío, para que se conserve en la nevera durante una semana (siempre que la bolsa esté sin abrir). Si no has pensado cocinar el Redondo de ternera en los días siguientes a recibir el pedido, recomendamos que lo metas en el congelador, ya que es un tipo de carne que no pierde propiedades al ser congelada y mantiene todo el sabor.

La carne de nuestras explotaciones ganaderas tiene el sello de garantía de Ternera Gallega Suprema. Este sello certifica que es carne de gran calidad, procedente de animales de entre 8 y 10 meses criados en libertad en los Ancares. La alimentación y cría de nuestros terneros se hace de forma tradicional, solo con productos naturales como son la leche de sus madres, las patatas o los forrajes.

Apostando por comprar carne a través de nuestra web, estás contribuyendo a mantener las oportunidades y la vida en el rural de la Comarca de los Ancares, donde tienen las explotaciones ganaderas nuestros cooperativistas.

Tu valoración

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Redondo de Ternera Gallega Suprema”

Transporte frigorífico

Tu carne viajará en camiones frigoríficos bien al fresquito.

Pasarela de pago segura

Garantizamos la confidencialidad y la seguridad de tus datos.

Empaquetados al vacío

El sistema de empaquetado al vacío permite una buena conservación.