Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Filetes de Ternera Gallega Suprema

Los filetes de ternera provienen de piezas jugosas y magras, por eso son tan tiernos que gustan hasta a los más pequeños de la casa, pues no hacen bola y tienen sabor suave.

Desde 10,90 /kg

Limpiar
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

¿Quieres saber más?

Los filetes son una de las piezas más tiernas para cocinar a la plancha o a la parrilla y que se mantengan jugosos y con sabor. También se pueden freír, rebozar o cocinar marinados. Los niños y niñas son los que primero reconocen la ternura de los filetes de A Carqueixa, porque no hacen bola y tienen un sabor suave.

Los filetes de ternera se envían en transporte refrigerado, siguiendo unos rigurosos controles de calidad.

Recibirás tu pedido envasado al vacío para que los puedas conservar en ese embalaje durante unos días en la nevera, pero si el consumo no es inminente, puedes congelarlos también en ese mismo envase. La carne de ternera no pierde propiedades al ser congelada, por lo que estos mantendrán toda la ternura.

Comprar filetes online en nuestra web, es la forma más directa de disfrutar en tu casa de carne de calidad y con un precio justo tanto para ganaderos como para consumidores.

La producción de nuestra carne se hace en las explotaciones ganaderas de los cooperativistas y bajo los estrictos estándares de calidad del sello Ternera Gallega Suprema, que garantiza el origen de animales de entre 8 y 10 meses, criados en libertad, que maman de la leche de la madre y a los que se les complementa la alimentación con productos naturales (como las patatas y la remolacha).

 

Tu valoración

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Filetes de Ternera Gallega Suprema”

Transporte frigorífico

Tu carne viajará en camiones frigoríficos bien al fresquito.

Pasarela de pago segura

Garantizamos la confidencialidad y la seguridad de tus datos.

Empaquetados al vacío

El sistema de empaquetado al vacío permite una buena conservación.